Saltar al contenido

Las mejores playas de Cádiz para hacer surf

el palmar cadiz

SURF EN CÁDIZ, LOS MEJORES SPOTS, LAS MEJORES OLAS

La N-340, que recorre la costa gaditana, es una de las rutas más bellas del litoral peninsular: pueblos marineros, espesos bosques de pinos que llegan hasta el mar, faros repletos de historia, dunas que parecen sacadas de  Lawrence de Arabia (la película claro) y, sobre todo, un catálogo de playas donde practicar nuestro deporte favorito: ¡el surf! A continuación, os desvelamos cuáles son las mejores playas de Cádiz para hacer surf.

Por GUILLERMO GATSBY

¡Cádiz! Escribe Torricheli en un artículo sobre Yerbabuena y su playa salvaje: “Cádiz es la acuarela de unos atardeceres que deberían ser declarados Patrimonio de la Humanidad; una ruta para perderse entre calas y bosques; un muestrario de playas infinitas; una sierra salpicada de pueblos blancos; un domingo de carnaval; el comercio de América y el liberalismo de las Cortes de 1810; la cuna del flamenco y del vino de  jerez; la Caleta y el recuerdo del Malecón de La Habana sin viajar a Cuba; ruinas romanas con vistas a Tánger; la desembocadura del Guadalquivir en Sanlúcar; el Parque Natural de Doñana…”

Dónde hacer surf en Cadiz


Y surf. Cádiz es surf. Es verdad que las olas aquí son menos potentes que en el norte de España. Pero hay  rompientes que , con las condiciones ideales,  pueden ponerte en bandeja sesiones memorables. Y sin más preámbulo, aquí va nuestra selección de playas y olas:

PLAYA EL BALNEARIO, TARIFA

Tarifa es el punto y final del continente, el extremo que separa mundos, el preciso accidente geográfico que permite al Mediterráneo llevar con merecimiento el nombre de mar. En sus orillas, las olas se alborotan y África entera se hace presente en ese terrible viento que limpia las playas y vuelve locas a las gentes.

La playa del Balneario se encuentra a unos 200 metros del puerto de Tarifa, justo al lado de la Isla de las Paloma, que separa el Océano Atlántico del Mar Mediterráneo. Es el  spot de surf más conocido de Tarifa, perfecto para surfistas de nivel avanzado e intermedio. Necesitas un swell potente.

Playa el Balneario Tarifa Cádiz
Playa el Balneario

PLAYA DE BOLONIA, TARIFA

Se encuentra a tan sólo 15 kilómetros de Tarifa, y se llega fácilmente a través de una desviación que nace, bien señalizada, de la nacional que se dirige a Cádiz. La playa de Bolonia es una de las más bellas de España. Pero si sopla el levante y entra el swell adecuado puede que hasta te olvides del color turquesa de sus aguas y de las  impresionantes ruinas romanas de Baelo Claudia.

Playa de Bolonia Cádiz
Playa de Bolonia – Fotografía: Mario Castillo

EL PALMAR, VEJER DE LA FRONTERA

¿Quién no conoce o no ha oído hablar de la playa de El Palmar?  Cierto que ya no es el paraíso hippie de hace treinta años. Pero El Palmar sigue siendo una espectacular playa salvaje de más de cinco kilómetros de extensión. Y claro, si hablamos de surf… Derechas, izquierdas, buenas cuñas y tubos de los que no se olvidan. ¿Se puede pedir más?

El Palmar Cádiz
El Palmar  –  Fotografía: Lucas Diaz

Extenso y de aires salvajes,  El Palmar es una de las playas más divertidas  de Andalucía para hacer surf.  Sus olas de derechas, huecas, son conocidas más allá de nuestras fronteras. Y eso se nota en el agua y también en el número de escuelas a pie de playa.

El Palmar Cádiz Vejer
El Palmar

FARO DE TRAFALGAR,  EN CAÑOS DE MECA

El “vive y dejar vivir” de Caños de Meca ha contagiado esta inmensa playa salvaje abierta al Atlántico. Se trata de una rompiente perfecta para practicar longboard.

Faro de Trafalgar Cádiz
Faro de Trafalgar

YERBABUENA, EN BARBATE

Yerbabuena es un lugar mágico para hacer surf. No hay nadie que haya pisado esta playa virgen, en pleno corazón del Parque Natural de la Breña y Marismas de Barbate,  y no haya sucumbido al encanto de cabalgar su ola de derechas. Se trata de una ola vertical y  larga que rompe sobre un lastra de piedra y que invita a soñar tanto por su recorrido como por el entorno que la rodea, con los acantilados, el pinar y las dunas como telón de fondo.   Pero Yerbabuena no se explica. Hay que vivirla. Hay que llegar una mañana bien pronto, con las primeras luces del alba y zambullirse en el agua. El resto es historia.

Lectura Recomendada: Las 10 mejores olas de España

Playa de la Hierbabuena Cádiz
Playa de la Yerbabuena

PLAYA DE LOS BATELES, CONIL

Se trata de una rompiente excepcional por su versatilidad. Su longitud y su profundidad gradual permiten que tanto principiantes como surfistas de primer nivel encuentren su tramo.

Playa de los Bateles Cádiz Conil
Playa de los Bateles

ROCHE, CONIL

La playa de Roche se encuentra entre la Torre del Puerco y el Faro del Cabo Roche. Olas rápidas, y con buen swell, potentes y tuberas.  Y por supuesto, un paraje de postal.

Roche Conil Cadiz
Roche

LA FONTANILLA, CONIL

Es un buen spot para  surfear los meses otoñales e invernales. Aquí podrás disfrutar de buenas izquierdas y derechas, y sin la competencia que encuentras en El Palmar o en Yerbabuena.

Playa de la Fontilla Conil
Playa de la Fontilla – Fotografía: Gerd Rehm

PLAYAS DE CORTADURA Y DE SANTA MARÍA, EN CÁDIZ

Sí, en la tacita de plata también se hace surf. La playa de la Cortadura ofrece buenas olas en invierno. Por su parte, la playa de Santa María del Mar es perfecta para principiantes.

Playa de la Cortadura Conil
Playa de la Cortadura  –  Fotografía: Rosa Vidal

CUANDO IR A CÁDIZ PARA HACER SURF

Sin duda, de octubre a abril. Menos turistas, más olas. De todas formas, te recomendamos que te asegures que el parte es bueno. Te recomendamos que revises la previsión de olas en surf forecast Cadiz y surf forecast El Palmar Cadiz e incluso tires del windguru. Una simple búsqueda de winduguru Cortadura o la Barrosa, te pueden librar de una buena caminata.

QUÉ TABLA LLEVO PARA LAS PLAYAS de SURF DE CADIZ

✓ CI Mid

Posiblemente la tabla de surf más demandada del momento. La CI Mid de Channel Islands es una tabla todo terreno que vuela sobre las olas más planas y pequeñas. Una de las mejores opciones para surfear las playas de Conil y la ola de Yerbabuena.

Echa un vistazo a nuestra REVIEW de MID LENGHTS AQUÍ

COMPRAR CI MID

al merrick ci mid
Al Merrick CI MID disponible en Singlequiver.com

✓ Bradley Gladiator

El modelo Gladiador de Bradley Surfboards es la tabla performance por excelencia para olas pequeñas. Esta tabla tiene un nose y una cola más delgada para darle vida. Su forma recta hasta la cola le proporciona la máxima potencia en olas pequeñas. También tiene una cola más ancha para la aceleración.

CATALOGO BRADLEY SURFBOARDS

Bradley Gladiator
Bradley Gladiator

✓ AL MERRICK FISHBEARD

Si te gustan los Twinfins, la tabla de surf Al Merrick Fish Beard de  Channel Islands, es tu tabla. Este twin fin de Channel Islands te proporcionará esa velocidad extra y agarre para poder surfear los días tuberos.

Echa un vistazo a nuestra REVIEW de la Al Merrick Fish Beard AQUÍ

COMPRAR AL MERRICK FISHBEARD

Fishbeard
Al Merrick Fish Beard

✓ Sharpeye Modern 2.5

La Sharp Eye Modern 2.5 es lo suficientemente ancha y plana, como para darte una buena remada en olas pequeñas y su bottom en round permite surfear olas con mucha pared a pesar de la anchura central de la tabla.

CATALOGO SHARPEYE

surf barbate
Sharp Eye 2.5 nuestra elección para este viaje

✓ Softech Filipe Toledo Wildfire

Si te gusta el rollo corchopan, la nueva Filipe Toledo de Softech es la tabla ideal para hacer surf en el Palmar. No te pierdas los comentarios y opinión sobre esta tabla en nuestro Blog.

Opinión Softech Filipe Toledo

OFERTAS SOFTECH

filipe toledo wildfire
Wildfire Amarillo / Rosa

✓ Mark Richards California Twin Fin

Y si te gustan los twinfins, te recomendamos la nueva Lost California Twinfin en colaboración con Mark Richards. El emblemático surfista australiano, una de las leyendas vivas de nuestro surf, tiene nueva tabla en colaboración con Lost Surfboards.  Se trata de una moderna Twin Fin + Trailer «Fish» con algunos retoques únicos para crear un MR moderno. Una tabla de surf rápida y con gran rendimiento en olas pequeñas.

COMPRAR MR LOST

 

Mark Richards Lost
California Twin Fin Mark Richards by Lost

✓ PukasTasty Treat

Y para cuando la cosa se pone seria. Nuestra recomendación Pukas Tasty Treat. Puedes leer nuestra opinión sobre la Tasty Treat en nuestro blog.  La tabla de surf más rápida según Mick Fanning.

PRECIO PUKAS TASTY TREAT

pukas tasty treat
Pukas Tasty Treat desde 60 euros/ mes

¿QUE NEOPRENO RECOMENDAMOS PARA HACER SURF EN CADIZ?  

Nosotros hemos ido de surftrip a Cadiz en Enero y os aseguramos que el agua está fría pero no tanto como en el Cantábrico. La temperatura media del agua en Cádiz en octubre ronda los 21°C. Así que si viajas a Cadiz en estas fechas, octubre- febrero, te recomendamos un traje de neopreno 4/3mm. Pese a que la temperatura exterior puede llegar a los 23 grados, el agua empieza a estar fría y hay que cambiar del 3/2mm al 4/3.

Nosotros, llevamos el Premium Supercomp 5/4mm con gorro y escarpines Solite 3mm. Pasamos mucho calor. Con un 4/3mm sin gorro y sin escarpines hubiese sido más que suficiente.

escuela surf el palmar
Premium Wetsuits con gorro foto @singlequiver.com

Estas son nuestras recomendaciones de neoprenos para hacer surf en Cadiz de Octubre a Febrero:

✓ Hurley Advantage Plus 4/3mm

El advantage plus es un traje súper cómodo y caliente.  Incorpora cremallera en el pecho que se puede abrir por los dos extremos. Con un diseño suave y hermético es fácil de poner y de quitar. Además su innovador sistema de cierre te permite utilizar una única mano para asegurar la abertura del pecho. Disponible en nuestro Outlet Neoprenos.

OUTLET HURLEY

hurley neopreno
HURLEY ADVANTAGE PLUS 4/3MM AZUL

✓ Hurley Advantage Plus Mujer

Para las chicas, nuestra recomendación por precio, calidez, elasticidad y comodidad es el Hurley Advantage Plus 4/3mm.

hurley chica
Hurley Advantage plus 4/3mm mujer 42% descuento

✓ Premium Supercomp 4/3.5mm

 El modelo Supercomp 4/3.5 de Premium Wetsuits es un traje de surf de gama alta barato. Un buen traje para las más frioleras. Cómodo, cálido y con costuras 100% selladas. Más cómodo el Hurley, más caliente el Premium.

Puedes leer nuestra REVIEW sobre este traje AQUÍ.

OFERTAS NEOPRENOS MUJER

neopreno premium chica
PREMIUM WETSUITS SUPERCOMP 4/3.5 CHICA

PADDLE SURF EN CADIZ Y QUÉ HACER SI NO HAY OLAS

Turismo, gastronomía, museos y un paseo en paddle surf por las mejores playas de Cadiz son algunas de las propuestas que encontraréis a continuación en nuestra Guía de Surf Cadiz

Lectura recomendada:Ruta mágica para hacer Paddle Surf en Cádiz

QUÉ VER EN CÁDIZ: VISITAS IMPRESCINDIBLES EN CÁDIZ

Ya lo hemos dicho. Cádiz es un lugar que invita a soñar. Cádiz es surf, por supuesto. Pero también muchas cosas más. Es el sur del Sur, una esquina donde el tiempo se alarga, haciéndose más humano. Aquí os aconsejamos dos rutas. La primera por la costa, desde Tarifa a Sanlúcar de Barrameda. La segunda por la Sierra.

TARIFA

Fenicia y luego romana, musulmana y cristiana, Tarifa se desenvuelve en placitas, palmeras, araucarias y calles blancas. Su antiguo castillo es monumento nacional y se conservan en relativo buen estado gran parte de sus murallas y algunas de sus puertas. Sus playas y arenales son un canto a Epicuro.

Tarifa Andalucia
Tarifa

RUINAS DE BAELO CLAUDIA

Es un lugar evocador, hermosísimo. Situada casi al borde mismo del mar, la antigua ciudad romana conserva los retos del foro, la basílica, el mercado y el teatro. Sombras de la importancia comercial y el poderío económico que llegó a alcanzar esta urbe a mediados del siglo I.

Sí, la playa de Bolonia es un lugar único en Europa. Tomarse un mojito y ver el ocaso en La Cabaña después de visitar las ruinas romanas o de una buena sesión de surf son palabras mayores.

Y por si esto fuera poco, por el bosque que asoma a la playa de Bolonia pasa una de las rutas más bellas del Parque Natural del Estrecho:  una ruta para amantes del senderismo  que llega a la playa del Cañuelo y al escénico faro de Camarinal.

Conjunto arqueológico Baelo Claudia
Conjunto arqueológico Baelo Claudia  –  Nuria Rosa Martínez

VEJER DE LA FRONTERA

Es uno de los pueblos más impresionantes de Cádiz, un prodigio de delicadeza arquitectónica y de armonía urbanística: un perfecto maridaje entre Grecia y Marruecos.

Situada en lo alto de un cerro que domina la comarca de La Janda, los 16 kilómetros que separan el pueblo de la playa de El Palmar han salvado Vejer de las garras del boom turístico. Y eso se nota.

Calles estrechas y empinadas, arcos de cal y viejas iglesias mudéjares, fachadas neoclásicas y casonas con patios hondos y frescos, cuidados hasta el último detalles. Sí, la vida en Vejer fluye con tranquilidad. En las fachadas de sus casas encaladas, el blanco parece azul y el sol se refleja como en ningún otro lugar del mundo. Como escribe Caballero Bonald, las calles de Vejer, adosadas a las irregularidades del monte y tendidas hacia la cumbre que ocupa la iglesia de El Salvador, definen la saturación de todas las blancuras.

Vejer de la Frontera
Vejer de la Frontera

Muy cerca de Vejer de la Frontera se encuentran El Faro y el Cabo Trafalgar. Un lugar para la historia. Allí aún podemos imaginar el estruendo de la histórica batalla en que perdió la vida el almirante Nelson, librada a pocas millas de la costa. Desde el Faro se disfruta una de las mejores panorámicas de esta parte de la costa.

CÁDIZ, LA TACITA DE PLATA

Y llegamos a Cádiz. Desde el mar, parece una ciudad de perfil bizantino, una ciudad repleta de cúpulas y torres, con un cielo superpoblado de gaviotas. No es Florencia, pero en ella, de tanta belleza como contiene, se podría sufrir algo parecido al mal de Stendhal. Portal atlántico, confín del mundo conocido, base del no más allá de las Columnas de Hércules, Cádiz fue también puente hacia América, encrucijada de rutas y comercios. Y todo eso, claro, se nota.

A los atardeceres de La Caleta hay que sumar la soberbia panorámica que se contempla desde la Torre de Tavira. Después de esas dos visiones gloriosas, lo mejor es perderse sin rumbo determinado y entrar donde buenamente se pueda. En la Plaza de Abastos,  con un mercado de pescados verdaderamente fastuoso; en alguna de las tabernas que menudean por el Pópulo; en el antiguo convento de los Capuchinos para ver los cuadros de Murillo; en alguna de las mansiones dieciochescas del barrio de San Carlos

Torre Tavira Cádiz
Torre Tavira

A la vez recóndita y extrovertida, anclada en el punto donde se cruzan los rumbos de tres continente, Cádiz, como aconseja Caballero Bonald, es una ciudad que hay que agotar con emocionada paciencia. Calle a calle, la vieja ciudad fundada por los fenicios nos va desvelando su historia y su protagonismo colonial: las murallas de Puerta Tierra; la catedral; las innumerables torres vigías; el Monumento a las Cortes de 1812; el parque Genovés y la Alameda Apodaca; el olor  a ultramar que aún parece aferrarse a las esquinas de Santa María  y del Pópulo; los cañones que no dejaron pasar a las tropas de Napoleón…

Sí, uno podría escribir de Cádiz horas y horas.

Alameda Apodaca Cádiz
Alameda Apodaca

RUTA DE LOS PUERTOS

Puerto de Santa María es la ciudad del poeta Rafael Alberti y uno de los rincones más célebres de Cádiz por su gastronomía y ambiente nocturno. Más allá, Puerto Real y San Fernando completan la ruta de los puertos.

Castillo de San Marcos Cádiz
Castillo de San Marcos Cádiz

SANLÚCAR DE BARRAMEDA

La desembocadura del Guadalquivir, a su paso por Sanlúcar de Barrameda, es una  visión memorable.  Imposible no recordar los versos de Antonio Machado:

¡Oh Guadalquivir!

Te vi en Cazorla nacer;

hoy, en Sanlúcar morir.

Un borbollón de agua clara

debajo de un pino verde,

eras tú, ¡qué bien sonabas!

Como yo, cerca del mar,

río de barro salobre,

¿sueñas con tu manantial?

No, uno no puede irse de la provincia de Cádiz sin visitar Sanlúcar. Sin ver cómo el Guadalquivir da su último suspiro. Sin contemplar su fusión con la mar de Sanlúcar. Un momento eterno, sobre todo al amanecer.

Atardecer en Sanlúcar Cádiz
Atardecer en Sanlúcar – Fotografía: Valentín Nieto

Pasear por Sanlúcar, desde Bajo Guía al Barrio Alto, es un placer minucioso. Hay patios de elegantísima factura, casonas de mucho empaque, iglesias magníficas, calles y bodegas deliciosas.

Para la historia quedan algunos momentos memorables. Hay que recordar que de aquí zarpó Colón en su tercer viaje y partieron Magallanes y Elcano para surcar mares quiméricos.  Y también hay que recordar que en el siglo XIX Sanlúcar contó con el apoyo y la predilección del duque de Montpensier, un legendario, oscuro y apasionante príncipe francés que adoptó nuestra tierra como propia. De hecho, entre el viejo palacio de los duques de Medina Sidonia y el de los infantes de Orleans cabe una buena parte de la historia de España de los últimos siete u ocho siglos.

Jardín Palacio duques de Medina Sidonia e infantes de Orleans – Pablo Martín

Además de esos dos palacios, sin duda los edificios más característicos de la ciudad, merecen una visita:

Castillo de Santiago: construido entre 1477 y 1478. Para apreciar desde lo alto Sanlúcar, Doñana y la desembocadura del Guadalquivir puede acudirse a la torre del homenaje. Cuenta la leyenda que la reina Isabel la Católica vio por primera vez el mar desde allí.

Castillo de Santiago Sanlúcar de Barrameda
Castillo de Santiago

Iglesia de Nuestra Señora de la O. Se encuentra en la plaza del Conde de Niebla, y es el templo más antiguo de Sanlúcar. Su aliciente principal es el bello artesonado de estilo mudéjar.

Iglesia de Santo Domingo. En su interior encontramos el panteón de la casa ducal de Medina Sidonia.

A un paso de la playa de Bajo Guía, la calle del mismo nombre acoge buena parte de la oferta gastronómica de Sanlúcar. Por supuesto, uno no puede marcharse de aquí sin degustar sus célebres langostinos.

Langostinos de Sanlúcar Casa Bigote
Langostinos de Sanlúcar de Casa Bigote – Fotografía: C.Cruz

RUTA POR LA SIERRA DE CÁDIZ

Como escribo en la web viajarenautocravanas.pro, Cádiz también es una sierra. Una sierra abrupta y escarpada, bañada por caudalosos ríos y afluentes que regalan a sus huertas los frutos de generaciones de paciencia y dedicación. Una sierra particularmente afortunada en lo que se refiere a la conservación de su arquitectura popular, caracterizada por la blancura de su estampa, visible desde varios kilómetros en la lejanía. Si en Andalucía todos los pueblos son blancos, aquí lo son mucho más, ya que la cal milenaria ha terminado por convertir el muro de las casas en un amasijo de nieve perpetua.

Sierra de Cádiz
Sierra de Cádiz

ARCOS DE LA FRONTERA

Antiguo campo de batalla para musulmanes y cristianos, Arcos de la Frontera – en palabras de Azorín, el pueblo más  hermoso de Andalucía –  queda a sólo 30 kilómetros de Jerez de la Frontera. Y en efecto, es un borbollón incesante de casas blancas, una maravillosa fragua de belleza tendida  a todo lo largo de un promontorio rocoso que trepa hasta el castillo árabe y la iglesia de Santa María y se descuelga hasta los labrantíos del valle.

Arcos de la Frontera Sierra de Cádiz
Arcos de la Frontera

Calles curvas y en cuesta. Plazas y plazuelas. Casas que se apoyan las unas en las otras.  Iglesias y conventos, con pinturas y retablos excelentes. Casonas señoriales con sus pórticos blasonados y sus patios penumbrosos. Y vigilándolo todo, un castillo de origen árabe, reconstruido en el siglo XV.

Hay que asomarse al mirador de la plaza del Ayuntamiento. Allí te espera una panorámica que ronda la maravilla. Allí se alza también la iglesia de Santa María, de estilo gótico. Hay que entrar, pues el coro y el retablo mayor bien merecen una visita. Y después, hay que pasear y pasear hasta caer agotado. Y no volver a la carretera sin pasar antes por la iglesia de San Pedro, de gallarda estructura y con un retablo y pinturas excelentes.

GRAZALEMA

Grazalema es otro prodigio de delicadeza arquitectónica y de armonía urbanística. Famoso por ser el lugar más lluvioso de España y porque en sus aledaños crece una rara conífera (el pinsapo), el pueblo se apiña en un barranco amurallado por un inmenso cerco rocoso. Una especie de Coliseo con casitas blancas en la arena en lugar de gladiadores.

Grazalema sierra de cádiz (1)
Grazalema

De Grazalema arranca un pequeña y evocadora calzada romana. Pero, sin duda, lo más memorable de nuestra visita a este encantador pueblo  de casas blancas fue el paisaje, hecho de verdes relucientes y ocres rezumantes. Como podéis imaginar, las posibilidades para hacer senderismo desde Grazalema, que presta su nombre al Parque Natural donde ésta varada, son casi infinitas.

MIrador de Grazalema Sierra de Cádiz
MIrador de Grazalema  –  Fotografía M. Matias López

ZAHARA DE LA SIERRA

De Grazalema arranca una carretera que lleva a Zahara de la Sierra, otro encantador pueblo de casas blancas  al amparo de un castillo roquero. El castillo fue famosa fortaleza musulmana, que no cayó en poder de los cristianos hasta poco antes de la rendición de Granada. Pero Olvera maravilla, sobre todo,  por su cuidada arquitectura popular y por los bellos bosques de su entorno.

Zahara de la Sierra Cádiz
Zahara de la Sierra  –  Fotografía: Pepe León

OLVERA

Olvera queda a 20 kilómetros. En la Edad Media este pueblo debió su fama a su condición de refugio para homicidas, a quienes se les perdonaba el delito de sangre si permanecían un año combatiendo al moro fronterizo. Hoy el olivo ha sustituido a la espada, y de las viejas guerras de frontera solo queda el recuerdo, evocado por la fuerte estampa del castillo.

Olvera
Olvera  –  Fotografía: Frank Engel

Olvera se encarama a un risco que señorean sus dos hitos patrimoniales: el castillo y la iglesia de Nuestra señora de la Encarnación. Monumentos a los que hay que subir por sus calles blancas, estrechas, empinadas y cuajadas de flores.

Vista aérea de Olvera Sierra de Cádiz
Vista aérea de Olvera

SETENIL DE LAS BODEGAS

Muy cerca de Olvera, a menos de quince kilómetros, encontramos Setenil de las Bodegas. Y aquí todo lo que se diga resulta insuficiente. Setenil es un lugar alucinante, uno de los pueblos más asombrosos de toda la geografía española. Algo así como el laberinto donde el Minotauro de Borges aguardaba la llegada de Perseo. Un pueblo mágico, al margen de las leyes de la gravedad y de la cordura.

Setenil de las Bodegas desde el aire – Fotografía: Marco Moura

El río Guadalporcún dibuja un hondo meandro en torno a un peñón rocoso. En la cúspide de ese peñón se yerguen los vestigios del castillo árabe y  una iglesia que aprovechó un torreón de la vieja fortaleza para asentar sobre él su campanario. La iglesia recuerda un águila amparando a sus crías: las casas, que se derraman, blanquísimas, en profunda pendiente hasta la hoz del río.

Y ahí reside la fascinante singularidad de Setenil. Muchas casas están excavadas en la roca y se hacinan con las que no lo están siguiendo una alocada planificación. Hay calles como túneles. Hay azoteas que comunican con sótanos. Y hay miradores donde sentarse al caer la tarde junto al paseo fluvial.

Setenil de las Bodegas Sierra de Cádiz
Casas excavadas en la roca de Setenil de las Bodegas

El origen medieval de Setenil salta a la vista a poco que se pasea por sus excéntricas calles. Hay que caminar  por ellas con calma. Y por supuesto, hay que subir hasta los restos de  la fortaleza medieval. Las vistas desde la Torre del Homenaje son memorables.

Y ya que hablamos de vistas, cerca de Setenil se encuentra el pueblo del Gastor, conocido como el balcón de los Pueblos Blancos. Y muy cerca, otra sorpresa: el dolmen llamado la Sepultura del Gigante.

Dolmen del Gigante
La Sepultura del Gigante

RONDA

Y  ya que está a un paso, saltamos a la provincia de Málaga y llegamos a Ronda, romana y árabe, renacentista y barroca, neoclásica y romántica. Un lugar único, colgado, sin vértigo, sobre una meseta rocosa cortada por una profunda garganta  (el Tajo) en cuya hondonada espejea el Guadiaro. Una ciudad para Merimée, para Gustavo Doré, que crece con naturalidad de una cumbre, que vuela sobre su propio paisaje.

Ronda es la perla de la serranía que lleva su propio nombre; es la ciudad de los toreros goyescos, de los contrabandistas y bandoleros del siglo XIX; es la ciudad soñada del poeta Rilke y del cineasta Orson Welles. El primero escribió: “He buscado por todas partes la ciudad soñada y al fin la he encontrado en Ronda”. El segundo duerme el sueño eterno en la finca del torero Antonio Ordóñez, donde fueron depositadas sus cenizas.

Puente de Ronda – Fotografía: Salvador Soiza

Lo primero que hay que hacer en Ronda es acercarse al Tajo. Dice Caballero Bonald que asomarse a esta garganta de doscientos metros de profundidad que salva el bellísimo Puente Nuevo (1793) es una experiencia geológica inolvidable. Es verdad.

A un lado del Tajo se encuentra la vieja Ronda. Hay que acercarse a la neoclásica plaza de toros y después cruzar el Puente Nuevo y callejear por la Ciudad Vieja. Cada paso, cada giro de cabeza, es un descubrimiento, una dosis de belleza. Nobles mansiones, casas moriscas, iglesias barrocas… Ronda da para un día y más.

Un último consejo. Aguardar el atardecer desde el mirador del Paseo de Blas Infante. El paisaje rondeño, visto desde ese punto, tiene algo de sagrado. Al caer la tarde, como escribiera el poeta Ángel González,  el extenso campo se distiende y se aleja hasta tropezar con el confín de la serranía. “La sombra lo va borrando todo y únicamente quedan, nítidos, en el lejanísimo horizonte, el perfil de tres cordilleras sucesivas, la primera verde, la segunda gris, la tercera humo. Y detrás, sólo luz sin color, el cielo.

Ronda Málaga vista desde el puente
Vistas desde el Puente Nuevo

Y si Ronda no ha colmado tu apetito cultural, a unos 20 kilómetros y a casi mil metros de altitud, quedan las ruinas romanas de Acinipo, con los evocadores restos de su  teatro. Imposible no acordarse de los versos de Rodrigo Caro:

Casas, jardines, césares murieron,

y aun las piedras que de ellos se escribieron.

COMER EN LA COSTA DE LA LUZ

Aquí los reyes de la mesa son los frutos del mar, presentes tanto en  los restaurantes más refinados como en la tasca más mundana. Indispensable, por supuesto, el pescaíto frito. Entre los pescados, hay que probar el cazón en adobo, las acedías, el lenguado, el atún o los calamares. Entre los mariscos, el langostino (sobre todo en Sanlúcar) las cigalas, las bocas o los camarones, hervidos o en una originales tortillitas.

pescaito frito
Pescaito frito

COMER EN LOS PUEBLOS BLANCOS DE CÁDIZ

Los Pueblos Blancos ofrecen la oportunidad de degustar la gastronomía de la serranía de Cádiz. Platos típicos como el guiso de conejo, el refrito de cabrero, el salmorejo, la trucha, el rabo de toro… Mención especial merecen también los quesos payoyos de Grazalema.

Lectura Recomendada: Ruta en autocaravana por los Pueblos Blancos de Cadiz.

Queso Payoyo
Queso Payoyo

≫ Otros viajes de surf

Si te gustó este artículo no dejes de visitar nuestra sección de Surftrips.  O también puedes suscribirte a nuestro Boletín para recibir información puntual de nuestras novedades.