Información y opinión de la Firewire VANGUARD

¿Firewire Vanguard una tabla de surf o de esquí acuático?

Tenemos ante nosotros otra de las tablas más peculiares y diferentes del momento. Os presentamos la Firewire Vanguard. Por su forma casi parece más una tabla de wake que una tabla de surf. Como en anteriores ocasiones trataremos de daros nuestra opinión sobre ella.

Su shaper

A estas alturas os preguntaréis y ¿quién es Tomo? Daniel Thomson, también conocido como Tomo. Joven surfista, diseñador y shaper profesional natural de Australia y residente en California. A sus 33 años ya se le considera como un gurú en el diseño de tablas de surf.

tomo

Modelo Vanguard Firewire

Otra tabla con una estética fuera de lo convencional. Que nos recuerda al igual que la EVO a una puerta sin manilla. A simple vista es una tabla difícil de vender. Y no por su precio si no por su aspecto, ya que tiene una apariencia poco convencional. Pero al probarla… las cosas cambian. De hecho, estamos convencidos de que en un futuro no muy lejano, veremos muchas más tablas con este estilo de cantos paralelos y tail hidrodinámico. Y es que este modelo representa un cambio radical en el enfoque al que estamos acostumbrados en el diseño de tablas de surf de alto rendimiento. El modelo Vanguard según sus creadores, es el resultado de precisas fórmula matemáticas y geométricas.

tomo vanguard

La tabla nos recuerda a la Firewire Evo

Al contrario que su hermana la EVO, la Vanguard no es una tabla fácil. No tiene tanto “flow”. Por lo que se hace imprescindible cambiar el chip al surfearla. Sus cantos paralelos reducen la fricción, lo que aumenta la flotabilidad de la tabla. Y de esta forma ofrece al rider mayor velocidad y menor resistencia al agua. Son también estos cantos paralelos lo que permiten que la Vanguard sea una tabla más corta que una shortboard convencional. Lo que sin duda ayuda también a su maniobrabilidad.

Su cola de doble diamante ofrece un excelente control direccional y muy poca resistencia en los giros. Algo que el surfista agradecerá, ya que le permitirá realizar giros precisos, sin mucho esfuerzo y transiciones directas. La punta de la tabla tiene algunos canales en ella, lo que ayuda a mantener el nose levantado al caer.

Tamaño ideal de olas

El tamaño ideal de olas para esta tabla se sitúa entre los 2 a 8 pies o lo que es lo mismo de medio metro a 2 metros y medio (apróx.)

wave_height_vanguard

Testing: Opinión sobre la Vanguard 5’6”


Hemos tenido ocasión de probar la Vanguard en las siguientes medidas:  5’6” x 18 1/2 x 2 3/8″ 28.8 litros

Prueba 1: El primer baño que nos dimos con esta tabla fue en uno de esos días con olas sin mucha fuerza (más bien olas de viento). Y es que esta primavera se ha portado bastante mal en el cantábrico.

Las primeras sensaciones con esta tabla es que la Vanguard a diferencia de la Evo, requiere de mayor remada y no es tan estable como la EVO. De hecho, las tres primeras olas o me caía nada más hacer el take off o terminaba por clavar la punta. Pero poco a poco, empecé a dominarla y a cogerla el tranquillo. Traté de surfear bajando el centro de gravedad y asegurando las maniobras. Pero mi sensación al salir del agua, no fue muy satisfactoria. La notaba inestable y tenía la sensación de que me derrapaba de cola. Algo que me ocasionaba una gran inseguridad a la hora de realizar las maniobras.

 Firewire Vanguard

@fotografiasdesurf

Prueba 2: Tras el primer baño no muy satisfactorio y tras hablar con el proveedor de Firewire de mis primeras sensaciones, decido seguir su consejo y cambiar la configuración de quillas. Y es que este tipo de tablas necesitan quillas con más área en la base y más agarre. De esta forma, cambio mis AM1 de Shapers por unas quillas talla M pero con más área que las anteriores. Las Carbon Stealth S5.

quillas AM1 shapers

Y le voilà! La tabla deja como por arte de magia de ser inestable. Dejo de sentir esa inseguridad a la hora de realizar lo giros y me lo paso como un enano en un baño con olas de no más de medio metro. La tabla es muy rápida y los cantos entran en la ola como si de cuchillas de afeitar se tratara.

Prueba 3: Al fin un día con olas de 3/4 de metro y con un mar con algo de fuerza y olas limpias. Con este tipo de condiciones podríamos decir que cualquier tabla funciona bien. Y es verdad. Pero la Vanguard ha sido justo en este tipo de olas, cuando ha funcionado excepcionalmente bien. La ligereza de sus materiales, la velocidad que se consigue con ella y la fácil maniobrabilidad en los giros, son sin duda sus puntos fuertes.

Conclusión

Si tenemos que destacar algún punto, diríamos que su  velocidad y maniobrabilidad gracias a sus cantos paralelos y duros son los aspectos más destacables de esta tabla.

Su precio y dónde comprar

Puedes comprar esta tabla por tan sólo 590 euros en el outlet de tablas de surf de Single Quiver.

Si te gustó este artículo no dejes de visitar nuestra sección de material,  donde os iremos dando nuestra opinión sobre las distintas tablas que vayamos probando. O SUSCRÍBETE a nuestro nuevo CANAL youtube y no te pierdas nuestros próximos vídeos.

 

3 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.