bethany hamilton

Bethany Hamilton, cuando la vida supera la ficción

Cuando a sus trece años un tiburón tigre le arrancó el brazo izquierdo y casi la vida, ella no se rindió. Consiguió recuperarse y siguió persiguiendo su sueño desafiando las olas. Pero Bethany Hamilton es más que una superviviente, más también que un ejemplo de superación. Es una surfista llena de magia, una atleta de primer nivel.

bethany hamilton

Bethany Meilani Hamilton

POR E. TORRICHELLI

¿Quién no conoce su historia? ¿Quién no ha oído hablar de aquel 31 de octubre de 2003 en Kauai? ¿Y quién no ha volado con su actuación en el Fiji Pro World Tour de 2016? La historia de Bethany Hamilton ha dado lugar a un libro, un documental, una película… Y, sin duda, es una de las historias más alucinantes que ha producido el deporte en lo que va de siglo. Kelly Slater y otros gigantes del surf han expresado su admiración por la surfista hawaiana en múltiples ocasiones. Pero quizá sea Stephanie Gilmore, grande entre las grandes, quien mejor ha resumido lo que el mundo ve en Bethany:

“Creo que está bastante loca. Hacer lo que ella hace es realmente inspirador. ¡Santo cielo! Cuando la veo remar en Cloudbreak y en Teahupoo… Cuando la veo cargar con fuerza en Jaws … Pienso que si eres tan fuerte, nada puede detenerte”.

bethany hamilton instagram

Bethany Hamilton UNSTOPPABLE

Cuando todo parecía fácil

Bethany nació en Kauai, Hawaii, en 1990. Y puede decirse que aprendió a surfear al mismo tiempo que a andar. Su infancia, por tanto, transcurrió entre olas y tablas de surf. A los 8 años ganó su primera competición. A los diez ya era una firme promesa. Rip Curl puso entonces sus ojos en ella y Bethany sintió al alcance de la mano el sueño de los sueños: ser una profesional del surf.

Sí, todo en la vida de Bethany Hamilton parecía estar escrito antes de aquel fatídico 31 de octubre. Primero pasaría por la World Qualifying Series. Después ascendería en las filas del World Tour. Y finalmente, ganaría el título. Ese era el plan. “Creo que lo habría conseguido”, confesó el año pasado la propia Bethany a la revista Surfer. “La manera en que yo surfeaba a esa edad era casi única. Estaba dando los pasos correctos. Tenía la cabeza bien asentada. Y contaba con el apoyo de mis padres”.

bethany hamilton y alana blanchard

Bethany Hamilton y Alana Blanchard

Todo, en efecto, parecía estar a la vuelta de la esquina. El surf profesional, una carrera directa al título, la gloria, tal vez… Pero entonces surgió de las aguas aquel tiburón tigre. Y todo – la vida, los sueños – cambió en un instante. ¿Todo?

El accidente

   La historia es bien conocida. Se ha contado ya infinidad de veces. Como muchas otras mañanas, aquel 31 de octubre de 2003 Bethany fue a la playa para practicar surf. No iba sola. Como de costumbre, le acompañaban unos amigos.   “Recuerdo una imagen sobre todo: una nítida imagen de la felicidad”, ha contado ella. “Recuerdo el mar, las caras de Alana, Byron y Holt… Las olas. ”

La historia de Bethany Hamilton ha dado lugar a un libro, un documental, una película… Y, sin duda, es una de las historias más alucinantes que ha producido el deporte en lo que va de siglo

El ataque se produjo en un suspiro, mientras Bethany esperaba una serie. El tiburón apareció de la nada y arrancó su brazo izquierdo de cuajo, dejando entre el agua y la arena de la playa el 60% de su sangre. La joven surfista hawaiana llegó viva al hospital gracias a sus amigos. Sobrevivió. Pero ya nada – el futuro, el plan – volvería a ser igual: en unos segundos, de ser una prometedora estrella de surf había pasado a ser la superviviente de un ataque de tiburón.

bethany hamilton tiburon

Bethany Hamilton Unstoppable

Cualquiera de nosotros, seguramente, habría caído en una profunda depresión. Muchos, incluso, habríamos desterrado la palabra “mar” de nuestro diccionario vital. Bethany, no. Bethany ya estaba otra vez en el agua apenas diez semanas después del ataque. ¡Surfeando!

“Tras el ataque mi vida estaba llena de miedos. Miedo a no tener nunca una pareja, mi propia familia, a no poder volver a surfear, a ser rechazada por los demás por tener un solo brazo… Realmente no sabía quién iba a ser en el futuro”.

No fue fácil, claro. Bethany tuvo que asimilar el golpe, superar esos miedos y aprender a vivir con un solo brazo. Y, seguramente, pasó por bajones inimaginables. Pero no se rindió. Con la ayuda de sus padres y sus hermanos se sobrepuso a todos los obstáculos. Y siguió haciendo lo que la hacía más feliz: surfear. “Para mí fue como aprender a caminar de nuevo”, aseguró en el 2010, cuando acudió a competir en el Pantín Classic.

soul surfer bethany hamilton

Bethany Hamilton

Talento puro sobre las olas

Bethany Hamilton nunca se puso límites. Tampoco dejó de soñar: competir en el Tour, ganar un título mundial, siguieron siendo sus metas. Puede sonar cursi, pero es así. Lo sueños – sí, los sueños – tienen fuerza suficiente para obligar a la vida, aunque sean no más que un horizonte imposible, escribió Gil de Biedma. Y Bethany es la mejor prueba de que el poeta no se equivocaba.

Un año después de perder el brazo ganó el campeonato nacional. En 2008 quedó subcampeona del mundo junior. En 2014 ganó el Pipeline Women Pro. Y en 2016 nos cautivó a todos en el Fiji Pro.

Después de aquel tiburón, cualquiera de nosotros se habría apartado del mar y del surf para siempre. Bethany, no. Bethany ya estaba otra vez en el agua apenas diez semanas después del ataque. ¡Surfeando!

No hay palabras para describir su actuación de 2016 en Couldbreak. Bethany llegó a Fiji con su bebé y su esposo a cuestas; enlazó los giros más espectaculares de la prueba; y dejó en cada ola un rastro de destrucción tropical. Venció a Tyler Wright, que aquel mismo año se proclamaría campeona del mundo. Ganó también a la gran Stephanie Gilmore, seis veces campeona del mundo. Y sólo cayó en semifinales ante Johanne Defay, quien terminaría embolsándose el evento.

bethany hamilton surfing

Bethany Hamilton Cloudbreak 2016

Más que un icono

“Creo que todo el mundo debería cabalgar una ola completa con un brazo atado a la espalda para saber lo increíble que es” dijo Kelly Slater después ver el recital de Bethany en Fiji. “Y no sólo remar, también colocarse en posición en lugares tan pesados como Cloudbreak o Teahupoo. Yo mismo tengo miedo de intentarlo. Y estoy ridículamente impresionado con su talento. Bethany es realmente inspiradora”.

Y así es, cierto. Pero, como observaría Asthyn Douglas el año pasado durante una entrevista con la surfista hawaiana, Hamilton tiende a poner los ojos en blanco cuando escucha ese tipo de comentarios. Para ella, hay una distinción entre estar impresionado con lo que alguien puede hacer con un solo brazo y estar impresionado con lo que puede hacer, punto. Y Hamilton preferiría que su historia de superación no eclipsara su enorme talento sobre la olas: esa potencia suya y esa técnica, que según Coco Hoo, están más allá de las palabras.

bethany hamilton adam dirks

Bethany y Adam Dirks con sus dos hijos

Toda la historia

“Sé que eso me perseguirá para siempre”, confesó Bethany Hamilton a Asthyn Douglas durante una conversación en Baja California. “Es inevitable. Pero vamos, miremos un poco más allá”.

Sí, ¿por qué no hacerlo? No hay duda de que Bethany es un ejemplo de superación: un icono de nuestro tiempo. El mundo la adora. Y parte de sus compañeros encuentran su surfing… “inspirador”. ¿Pero no es tiempo ya de abrir los ojos y ver a Bethany Hamilton tal como es hoy, como, ¡realmente!, es?. Una surfista de clase mundial. Una deportista con un talento brutal. Una soñadora que persigue la ola perfecta en diferentes partes del mundo: Pipeline, Teahupoo, Cloudbreak, Jaws…

Coco Hoo sobre Bethany Hamilton: Su poder y su técnica están más allá de las palabras. Pero creo que, a veces, la gente se siente atraída por su único brazo y ni siquiera mira lo que ella hace con su tabla. Realmente, su surfing se ve eclipsado.

Como escribiera Ashtyn Douglas, en el momento en que Bethany Hamilton volvió a subirse a una tabla de surf después de perder el brazo se convirtió en “Bethany Hamilton, la superviviente del ataque de tiburón”. No es falso. Pero sólo es una pequeña parte de la historia de Bethany: la historia de una mujer que no renuncia a perseguir sus sueños, de una madre y una deportista superlativa cuyo mejor surf quizá está por llegar.

Si os ha gustado este post y queréis ir conociendo más leyendas del surf estar al loro porque esto no ha hecho más que empezar.

También podéis compartirlo, darle a like o  subscribiros a nuestro Boletín de Noticias. 

https://www.youtube.com/c/EnelpicoSingleQuiver

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/enelpico/

Síguenos en Instagram:

https://www.instagram.com/singlequiver_enelpico/

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.