Gerry López el mejor surfista de todos los tiempos

Gerry López nació en Hawái en 1948. Sobrio y elegante sobre las olas, fue el primero en dominar los tubos de Pipeline  y el surfista más brillante de la revolución de la shortboard, la tabla corta. Hoy empezamos con este gran icono del surf, llamado el Rey de Pipeline, una nueva serie de artículos: ¡Leyendas del surf!

Los tiempos cambian

“Llegó una ola y mi madre me dijo que me preparara. Ella empujó la tabla y lo siguiente que supe fue que me estaba deslizando sobre la superficie del agua… Recuerdo la velocidad y una sensación de impulso poderoso que me dejó sin aliento. Parecía tan libre como un pájaro…”  

Lo cuenta Gerry López en “Surf is Where You Find it”, un libro donde el surf y las olas se confunden con la vida misma, en una metáfora tan transparente como hermosa. Y a continuación, añade:  

Nunca antes había sentido algo tan bueno. Quería volver a hacerlo”.

Y eso fue lo que hizo, una y otra vez, una y otra vez, aquel primer día. El resto, la euforia en los azulísimos vientres tubulares de Pipeline,  los momentos de gracia pura sobre las olas de Bali, su presencia en El gran miércoles, a nuestro juicio la mejor película de surf jamás filmada, forma parte de la leyenda.

gerry lopez 1969 hawaii

gerry lopez 1969 hawaii

Pero volvamos al principio…. López nació en Honolulú cuando aún no se había producido la masificación de los spots y creció “pasándolo big time” en casi todas las rompientes más renombradas de la North Shore: Sunset Beach, Waimea, Ala Moana, Banzai Pipeline…

Los tiempos – años cincuenta, años sesenta – estaban cambiando, como en la canción de Bob Dylan, a remolque de la cultura hippie; y el surf se incorporó a la insurrección general con la revolución de la shortboard. De la noche a la mañana, las maniobras del nose-riding pasaron  a la historia, desplazadas por los giros cortos, sueltos e intensos, y sobre todo, por las trazadas dentro de los azulísimos vientres tubulares, que rápidamente adquirieron las propiedades de una revelación. Los cambios se iniciaron en Australia y Hawaii, y sus gurús fueron un australiano, Bob McTavish, y dos americanos, George Greenough y Dick Brewer. Pero fue Gerry López quien los llevó a niveles nunca imaginados.  La velocidad, la potencia, la pureza de su estilo, sutil y elegante …

López pillaba la ola, bajaba recto, con la espalda ligeramente arqueada hacia atrás y los brazos muy relajados, giraba, se situaba en la pared justo en el momento en que rompía la ola, se agachaba como un gato sobre la tabla y se perdía en el tubo con una naturalidad pasmosa. Y ni siquiera parecía tener que esforzarse demasiado; más bien parecía estar jugando, con atención, con respeto, con alegría.

gerry lopez tabla rayo

Gerry López con la icóna tabla de Lightning Bolt Surfboards

Pipeline

El surf de Gerry López está unido indisolublemente a Banzai Pipeline, un lugar mítico al que rendían tributo de forma incesante las revistas de los setenta, una ola maravillosa y apocalíptica  que se ha cobrado más de una vida y que nadie ha cabalgado como él. “Pipeline es un sitio verdaderamente peligroso. Allí sólo puedes surfear con inteligencia si estás preparado”, dice López en su libro. Y se sincera: “Yo he tenido una especie de affaire con ese spot, un affaire y veinticinco campeonatos en el Pipe Master. Pero al principio aquella ola me intimidaba. Sólo cuando conseguí entenderla bien, sólo cuando aprendí a leerla o al menos a descifrarla de forma adecuada, empecé a sentirme realmente cómodo  ahí dentro”.

Ha pasado mucho tiempo desde entonces, pero ver a López deslizándose hacia el interior del gran tubo de Pipeline en una de esas viejas películas de los setenta que pueblan la red sigue siendo una especie de epifanía. No en vano la competición de Pipeline fue conocida, durante un tiempo, con el nombre Gerry López Pipeline Masters.

Pipeline hizo mundialmente famoso a Gerry López. Y en los 70 realizó sus  pinitos en Hollywood, participando en filmes de culto como “El gran Miércoles” o “Conan el Bárbaro”.

Hacia rutas vírgenes

Con las tablas largas era posible que un pequeño número de surfistas compartiera la misma ola. Pero el estilo y los giros rápidos que imponían las tablas cortas, y que exigían estar siempre muy cerca o incluso dentro de la parte más potente de la ola, supusieron que sólo hubiera sitio para un único surfista. El resultado fue el caos, al que vino a sumarse la masificación de los célebres picos hawaianos. Como recuerda William Finnegan en Años salvajes, a comienzos de los setenta las rompientes de la North Shore hacían pensar  en santuarios religiosos asaltados por peregrinos demasiado apasionados. Y algunos de los mejores surfistas se fueron en busca de la soledad y la pureza de rompientes alejadas de aquella aglomeración.

Vagabundo feliz, Gerry López también fue aquí uno de los pioneros. En 1970 viajó a Indonesia, desembarcó en Bali y en Java,  y se encontró olas kilométricas, de perfección mecánica, que aún podían surfearse en solitario.

Kuta era entonces un pequeño pueblo alejado de la civilización donde unos pocos aventureros compartían vecindario con los locales. No había ni electricidad y las vacas campaban a sus anchas, tal y como podemos ver en este  reportaje.

gerry lopez biografia

Gerry López en uno de sus viajes a Bali

Adiós a todo eso

Los años ochenta son un punto y aparte en la vida del rey de Pipeline. Cansado de la masificación de los spots, Gerry López vendió su casa de Hawái y se trasladó a las montañas de Oregón, donde reside actualmente. Es allí, precisamente, donde le hemos visto surfear olas de río y hacer bajadas imposibles sobre un snowboard.

gerry lopez snowboard

Gerry Lopez practicando snowboard en las montañas de Oregon

Leyenda viva del surf, Gerry López fue galardonado en  1999 con el premio “Waterman of the Year” por la SIMA (Surf Industries Manufacturing Association), y cuenta con su propia marca de tablas de surf: Gerry López Surfboards, una colección de tablas exclusivas que él mismo shapea y que puedes comprar en exclusiva en Single Quiver.

Tablas de Surf Gerry López

López jugó un papel importante en la industria de la fabricación de tablas de surf. Mientras se encontraba en Hawái, creó,  junto con otros shapers,  la marca de tablas Lightning Bolt Surfboards: shortboards de alto rendimiento con el icónico rayito que se hizo muy popular en la década de 1970.  Lightning Bolt Surfboards fue la primera marca en patrocinar surfistas con tablas gratis. En parte, porque muchos de ellos no tenían dinero para poder comprarlas.

GERRY’S PIPELINER

GERRY’S PIPELINER BY GERRY LOPEZ

Actualmente López tiene su propia marca: Gerry López Surfboards, que puede encontrar en exclusiva en nuestra surfshop.

tablas de surf gerry lopez

Tablas de surf gerry lopez a la venta en Single Quiver

 

Si os ha gustado este post y queréis ir conociendo más leyendas del surf estar al loro porque esto no ha hecho más que empezar.

También podéis compartirlo, darle a like o  subscribiros a nuestro Boletín de Noticias. No dejes de visitar nuestra sección de Leyendas del Surf. Síguenos en Youtube

https://www.youtube.com/c/EnelpicoSingleQuiver

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/enelpico/

Síguenos en Instagram:

https://www.instagram.com/singlequiver_enelpico/

 

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.