Vivimos en una época en la que el surf es un deporte cada vez más conocido y extendido a nivel internacional, pero ¿Alguna vez te has preguntado de dónde proviene el surf?

El libro Mundaka Surf to Live Craig Sage cuenta la historia de la mejor y más famosa ola de Europa: La ola de Mundaka.

Es un libro con mucho intelecto que nos da a conocer la llegada de surfistas extranjeros a Mundaka, algunos de los cuales se quedaron a vivir para siempre. Uno de estos casos es el del surfista australiano Craig Sage, afincado en la localidad pesquera desde comienzos de la década de los ochenta.

Desde su propia perspectiva, Craig nos ofrece un repaso histórico de lo que significa el surfing en Mundaka, su tradición marinera, la influencia de los extranjeros desde la Edad Media, los personajes claves de su pasado y presente, y todo lo que envuelve la preservación de la barra de arena y su entorno dentro de la reserva de Urdaibai.

Es un libro que transmite esas ganas de exprimir la vida, de disfrutarla y perseguir los sueños de uno mismo. De arriesgar, de explorar.

Como Craig bien dijo en su día: “Nací en Newcastle, Australia, una pequeña ciudad costera situada al norte de Sidney. Cuando yo era un chaval, a finales de los sesenta, la playa era el lugar natural de esparcimiento de todos los habitantes de mi pueblo. Yo soñaba con viajar por el mundo con mi tabla de surf. En aquellos años la información que nos llegaba era muy limitada.

Fue un surfista escocés quien nos habló de Mundaka, y también un amigo que coleccionaba todas las revistas “Surfer” nos había mostrado aquella revista de 1978 que hablaba sobre la famosa ola.”

¿Existe algo más impresionante que dejar tu propia vida para irte a la otra punta del mundo a conocer “la ola”?

La historia de Mundaka, como ocurre con la de la mayor parte de las poblaciones costeras del País Vasco, cuenta con una fuerte influencia extranjera, tanto de invasores como de visitantes; expatriados llegados de otras tierras o emigrantes que regresaron tras haber navegado por los siete mares.

mundaka-surf-barrel

La extraordinaria calidad de la ola fue descubierta por surfistas extranjeros que la mantuvieron en secreto, mientras pudieron, como su pequeño paraíso escondido en un rincón de Europa, y montaron asentamientos estables durante las largas temporadas otoñales en la década de los años setenta y ochenta, solo que esta vez los vikingos modernos se instalaron en furgonetas y tiendas de campaña. Si algo tienen en común las actividades tradicionales de Mundaka con el surfing es el carácter internacional de sus protagonistas.

A finales de los años 60 un pequeño grupo de amigos surfistas, pioneros de la primera generación, recorrían asiduamente esta carretera en busca de nuevas olas que surfear. Era cuestión de tiempo que algún día vieran romper las olas sobre la barra de Mundaka.

Los primeros surfistas extranjeros comenzaron a aparecer por este increíble pueblo con cuentagotas a comienzos de la década de los 70. Casi todos por referencias de otros surfistas que ya habían experimentado el lugar.

ola-mundaka

A finales de 2016, el Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco incluyó la ola de Mundaka en el Plan Rector de Uso y Gestión de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Fue en ese preciso momento en el que la ola quedó considerada como “un elemento de interés natural”.

Nosotros ya hemos experimentado la esencia del lugar. ¿Y tú, estás dispuesto a descubrirla?

Ya tienes tu libro “Mundaka Surf to Live” a la venta en Single Quiver. ¡No te lo pierdas!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.