andy irons kissed by god

Kissed by God el documental de la vida de Andy Irons

Andy Irons es una de las mayores leyendas del surf. Tenía las olas en las venas y un estilo único que le alzó hasta lo más alto de la competición. El documental Kissed by God repasa su fulgurante carrera, recuerda su lado salvaje e indomable, y pone al espectador frente a los demonios con los que el surfista de Oahu lidió lejos de los focos.

ETORRICHELLI

andy irons

Andy Irons Besado por dios

Viéndole sobre las olas, parecía invulnerable, alguien tocado por los dioses. Salvaje y heterodoxo, Andy Irons era la imagen del surf en estado radical, el único capaz de hacer sombra y vencer al inmortal Kelly Slater: un surfista de raza, un animal competitivo con una combinación excepcional de locura para las grandes olas y excelencia técnica para las pequeñas.

El “campeón del pueblo”, como se conocía a Irons en su Oahu natal, ganó tres títulos consecutivos (2002, 2003, 2004). Y gracias a la rivalidad que mantuvo con Kelly Slater dentro y fuera del agua, el mundo del surf vivió una época de esplendor similar a la que el baloncesto disfrutó con los duelos entre los Ángeles Lakers de Magic Johnson y los Boston Celtics de Larry Bird.

Un final triste

“Amé y odié al tipo, pero probablemente sólo lo odié porque admiraba y envidiaba todo lo que era capaz de hacer”, dijo Kelly Slater tras la muerte del hawaiano. Y cuando uno recuerda la manera versátil e indomable en que Irons asaltó los cielos del surf, cuesta pensar en su trágica muerte; cuesta imaginarlo en aquella triste habitación de hotel en Dallas donde cerró los ojos para siempre. Solo, devorado sin piedad por sus demonios interiores. Tenía 32 años, y un fuerte cóctel de drogas le había provocado un ataque al corazón.

Andy Irons era la imagen del surf en estado radical, una mezcla milagrosa de locura y excelencia técnica

Porque Andy Irons era un hombre de múltiples caras. Era el enfant terrible del circuito, una especie de rebelde sin causa sobre las aguas con un largo historial de juergas, peleas y salidas de tono. Y al mismo tiempo era un joven en constante sufrimiento, un deportista marcado por la adicción a las drogas y cercado por el trastorno bipolar que los médicos le habían diagnosticado al poco de cumplir los dieciocho años.

Andy Irons, Kissed by God – que se estrenó en las pantallas de cine el año pasado y ahora puede verse en HBO – proyecta luz sobre ese lado oscuro del tricampeón hawaiano. Dando voz a las personas que mejor le conocieron – sus padres, su hermano Bruce, su esposa Lyndie, sus amigos, rivales como Kelly Slater o Mick Fanning –, el documental recuerda los mejores momentos de Irons sobre las olas, nos sumerge en la batalla que libró contra la enfermedad mental y nos arrastra implacablemente hasta el callejón sin salida al que el surfista se vio abocado por culpa de su adicción a las drogas.

 

andy irons world champ

Andy Irons gana el Tahiti Pro ASP

Desmontado una leyenda

Hay surf, por supuesto, escenas espectaculares e imágenes que han pasado a formar parte de la leyenda, como cuando las cámaras captan a un Slater desolado por la derrota. Pero lo que deja Andy Irons, Kissed by God en la memoria del espectador es una historia tan trágica como terrible: el surf y la competición como refugio y campo de juego, como escondite feliz frente al cerco cada vez más feroz de unos demonios que van y vienen, los intentos de rehabilitación y los sucesivos derrumbes, el sentimiento de culpa en medio del vértigo, las subidas anímicas y los patéticos hundimientos…

Kiss by God no es una gran película, pero existe verdad en ella. Y encoge el alma

Y en medio de todo eso, en mitad de la gloria y el infierno, el dolor de los que ni quieren ni pueden renunciar a querer a Andy, a ayudarle a encontrar una esperanza de salvación en una batalla que casi siempre está perdida. Es decir, aquellos que le engendraron, lo vieron crecer, lo amaban irrenunciablemente… Como su hermano, y compañero de olas y de juergas, Bruce Irons, que llega a decir, “Nos convertimos en monstruos”. O como su esposa Lyndie, que recuerda momentos estremecedores de su vida con Irons.

Con el tema del alcohol y las drogas se han creado inquietantes obras maestras como Días sin huella, Drugstore Cowboy o Réquiem por un sueño. Andy Irons, Kissed by God no lo es ni de lejos. Tampoco es una gran película de surf. Pero existe verdad en ella. Y encoge el alma.

Lectura recomendada: las 15 mejores películas de surf de la historia

Trailer oficial Andy Irons: Kissed by God

 

FICHA TÉCNICA PELÍCULA ANDY IRONS:

Director: Steve Jones

Género: Documental.

Duración: 115 minutos.

Año: 2018

Dónde puedes verla: HBO, Itunes.

¿Quieres saber cuáles son los 3 mejores documentales de surf de HBO? Te lo contamos aquí. 

Si os ha gustado este post y queréis ir conociendo más reviews estar al loro porque esto no ha hecho más que empezar.

También podéis compartirlo, darle a like o  subscribiros a nuestro Boletín de Noticias. No dejes de visitar nuestra sección de Leyendas del Surf. Síguenos en Youtube

https://www.youtube.com/c/EnelpicoSingleQuiver

Síguenos en Facebook:

https://www.facebook.com/enelpico/

Síguenos en Instagram:

https://www.instagram.com/singlequiver_enelpico/

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.