Nuevo rescate de un surfista en alta mar al ser llevado por la corriente

¿Recordáis el episodio del surfista escocés de 22 años que era rescatado tras más de 30 horas a la derivaPues bien, la historia se repite. Esta vez  el rescate se ha realizado en el litoral de Sao Paulo. Brasil.

La semana pasada el surfista brasileño Wilson Joji Tominaga, de 46  años, vivió un episodio parecido. En esta ocasión Wilson no quedó a la deriva. Si no que permaneció casi 14 horas sobre una piedra aislada en el mar a la espera de que alguien le rescatara.

El incidente tenía lugar en las proximidades de la playa de Guaraú. Wilson, un surfista experimentado, entraba a darse un baño con su SUP tal y como hacía prácticamente a diario. Puede que las condiciones no fuesen ideales. Pero lo que menos esperaba era que su sesión de surf se fuese a alargar tanto. 

Al tratar de regresar a tierra, Wilson se dio cuenta de que estaba atrapado en una corriente. Corriente que le llevaba cada vez más hacia unas piedras. Tras varias intentonas de salir de ella, optó por dejarse llevar y no cansarse inútilmente. “Vi el lugar ideal para protegerme. Aproveché una ola para bajar y subí a la roca con el remo y el SUP en la mano.” Declaraba Wilson tras ser rescatado.

Tras varias horas desaparecido fueron sus amigos los que avisaron a los servicios de rescate. Comenzaba así la búsqueda del surfista, que terminaría por ser localizado a 1 km de distancia de la playa.

Sin embargo, el incidente no terminaría aquí. Las condiciones del mar no eran las apropiadas y el helicóptero de salvamento tuvo que cancelar el rescate debido a la falta de visibilidad. De esta forma, el surfista, que apenas llevaba un bañador, se vio obligado a pasar la noche sobre la roca. “Me protegí del viento y del frío como si estuviese en una cueva. Y utilicé la tabla para parar el viento. Hasta conseguí dormir un poco.” 

Sobre las 6 de la mañana, los bomberos regresaban. Esta vez sí, para sacarle del agua. A pesar de mostrar evidentes señales de hipotermia, la historia tiene final feliz. Y todo quedó en un enorme susto. Con una temperatura exterior de 15 grados y vientos de 20km/ hora, esas casi 14 horas se le tuvieron que hacer eternas.

Una vez más queremos aprovechar para recordaros, la importancia de conocer las corrientes en el mar. Y de no correr riesgos innecesarios. Demasiados episodios de rescates en alta mar nos están llegando últimamente. Al rescate de Wilson en Brasil, se le une el de otro compatriota en Florianapolis que fue rescatado con ayuda de un dron. Sin olvidar el caso del surfista escocés y el del japonés 6 km de la costa en Australia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.