Surfista australiano a punto de perder la vida en un accidente mientras surfeaba en Desert Point

Kako Lopes es un fotógrafo brasileño que vive desde hace más de 5 años entre Hawaii e Indonesia. Recientemente y con la llegada de un gran swell se trasladó a Desert Point, Lombok. Lugar en el que se encontraba cuando sucedió este episodio con el surfista Nathan Barlett.

Desert Point es una de las mejores zurdas del mundo. Pero también es una ola muy rápida y apta solo para surfistas experimentados.

La noticia llegaba de mano de Surfline. La web afirmaba que de no haber sido por la rápida intervención de Kako, junto con unos amigos, el surfista australiano Nathan Barlett probablemente no podría contar lo que le sucedió ese día.

Nathan Barlett es un surfista muy experimentado. Los días anteriores también había estado surfeando en Desert Point, el famoso spot de la isla de Lombok. Pero eso no evitó el desafortunado incidente. Eran las 12 del mediodía. Marea alta, algo que no significa que está rápida ola sea más segura. En un take off de una de las olas, el labio de la ola le cerró completamente, golpeándolo y haciendo que cayera directamente de cara sobre el reef. No era una de las olas más grandes del día. Pero el australiano quedó inconsciente tras el golpe. 

 Kako que se encontraba dentro del agua vio la secuencia completa. Al ver a el bodyboarder Renan Fariasse remar a toda velocidad hacia la tabla de Nathan, se percató de la gravedad de la caída. Ambos se aproximaron rápidamente al surfista.  Nathan además de encontrarse inconsciente presentaba cortes profundos en la cara. Algunos de ellos muy próximos a los ojos. Gracias a la rápida intervención de estos 3 surfistas y que incluso le llegaron a practicar en la propia escena el masaje de reanimación, Nathan se encuentra hoy en Australia recuperándose de las lesiones.

“No quiero que me traten de héroe. Pero sí me gustaría hacer hincapié en la importancia de que los propios surfistas sepamos cómo actuar en este tipo de casos. Los cursos de apnea o de rescate son esenciales para cualquier surfista. La gente siempre cree que este tipo de cosas nunca les van a ocurrir. Pero por desgracia en el surf este peligro existe y es más probable de lo que pensamos”.  Decía Kako tras el accidente.

El freesurfer australiano ya se encuentra en casa recuperándose junto con su familia (mujer y dos hijos). Antes de viajar Australia, pasó un par de días en Lombok. Donde recibió los primeros cuidados médicos. Sólo después de esto fue trasladado a un hospital de Bali, donde le realizaron varias pruebas adicionales.

Este accidente nos recuerda al vivido por Kepa Acero hace unos meses en Mundaka. Nuevamente aquí la rápida intervención del resto de surfistas evitó una desgracia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.