El Floßlände en Münich está funcionando este año especialmente bien. Esto se debe a la obras de renovación que se han llevado a cabo en río, con la instalación de una rampa en el fondo. Ahora la ola estática funciona incluso con menor cantidad de agua, lo que ha alegrado enormemente a los surfistas del Eisbach que ahora pueden disfrutar de esta ola sin preocuparse del caudal.


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.