El Pipeline Mexicano estuvo bombeando ayer de lo lindo. La mayor parte de los surfistas de olas grandes se dieron cita en esta primera prueba, con la que daba comienzo la temporada de la Big Wave Tour de la WSL. Entre los asistentes Jamie Mitchell. El australiano se marcó un tubo perfecto y los jueces no duraron en darle un 10 por esta ola.


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.